SAN BLAS

El domingo siguiente al día 3 de febrero se celebra la festividad de San Blas, patrono y protector contra el mal de garganta, por lo que los participantes en la procesión portan en sus manos las típicas gargantas de San Blas, realizadas artesanalmente con cera líquida que, una vez moldeadas, son adornadas con labores.

Leer más...

SEMANA SANTA

Seis procesiones recorren las calles de Dos Torres, en una Semana Santa que, procesionalmente, se adelanta dos días.

Leer más...

LOS HORNAZOS

Después de la Semana Santa y para festejar la Resurrección del Señor, desde tiempos pretéritos, se ha venido celebrando el Día de los Hornazos el martes de Pascua de Resurrección. Es a principios de los años noventa cuando empezó a celebrarse el lunes de Pascua. En este día, por la mañana, los grupos de familiares y amigos salen al campo (a las huertas, cortijos, o bajo una encina que les proporcione cobijo). Antiguamente, este trayecto lo hacían subidos a carros tirados por caballerías o sobre ellas mismas. En la actualidad se utilizan modernos vehículos, pero el sentido es el mismo. Una vez en el campo comienza el convite y de las horteras van surgiendo los distintivos productos de la típica matanza casera como son: la morcilla, el chorizo, el lomo de orza, el jamón, así como la tortilla de patatas y el típico Hornazo de Pascua.

Leer más...

DOMINGO DE LORETO

La festividad de la patrona de Dos Torres, Ntra. Sra. de Loreto, se celebra el primer domingo de mayo. El sábado, después de la ofrenda floral y de la novena, tiene lugar el Pregón a la Virgen de Loreto. A su término, numerosos vecinos y vecinas de Dos Torres acuden al parque de Santa Ana, donde una magnífica orquesta suele amenizar la verbena popular que se prolonga hasta la madrugada.

Leer más...

SAN ISIDRO

Se celebra el domingo más cercano al día del santo y se ha convertido en una de las ocasiones más esperadas del año en el municipio. La víspera, después del quinario en honor del santo, tiene lugar el tradicional convite de hermandad, en el que se efectúan las rifas y pujas de los numerosos presentes con los que hermanos y devotos obsequian al santo. El domingo, la hermandad parte desde el domicilio del mayordomo hacia la parroquia para iniciar la procesión del santo. La Agrupación Musical de Dos Torres acompaña a la imagen en el tradicional itinerario por las calles de la localidad, terminando en el camino de El Riscal, desde donde los hermanos y devotos del santo parten en romería hasta su ermita, situada a cerca de cuatro kilómetros de la población.

Leer más...

LA VACA DE SAN ISIDRO

La Real e Ilustre Hermandad de San Isidro Labrador de Torrefranca se fundó en el año 1622, patrocinada por el rey Felipe IV. Fue el 15 de mayo de 1624 cuando se hizo en Torrefranca la primera fiesta religiosa en honor de San Isidro y, por la tarde, el corregidor D. Bernabé Tello Velarde y otros nobles, mataron dos vacas a caballo y con lanzas. Hasta el año 1936, los toros de San Isidro se celebraron en la plaza de Torrefranca. Para la fiesta ocupaban media plaza, tapando con carros las bocacalles o accesos a la misma y delimitando la línea divisoria con carros ensamblados. Después de varias décadas sin celebrarse la vaca de San Isidro, en el año 2003, los componentes de la Asociación Cultural “La Charlotá”, con la colaboración y patrocinio del Ayuntamiento volvieron a elaborar la tradicional plaza de carros para celebrar una capea a la antigua usanza. Estos jóvenes consiguieron que el tiempo se detuviera en la plaza de la Villa de Dos Torres, para que sus paisanos reviviesen la más popular y arraigada tradición celebrada en esta villa desde tiempos pretéritos. Un peculiar e improvisado coso taurino en el que tenían lugar las típicas capeas y sueltas de reses bravas. Los asistentes a la capea pueden disfrutar con los magníficos recortes que ejecutan los integrantes de “La Charlotá”, así como con los lances al alimón que efectúan con capote y a cuerpo limpio, saltos con y sin garrocha sobre las reses y, en fin, recreándose ante la pasmosa destreza y facilidad con la que estos jóvenes se regocijan delante de la cara de las reses.

Leer más...

VIRGEN DE GUIA

La hermandad de la Virgen de Guía es militar y su junta directiva está compuesta por clases o jefes. El domingo de Pentecostés, el tambor y los sargentos menores salen a recoger a los hermanos entrantes y la hermandad al completo se reúne a las once de la mañana en el domicilio del capitán, y los hermanos que llevaban escopeta reciben los once cartuchos para las salvas de reglamento que disparan en honor de la Virgen. A continuación se dirigen a la parroquia, para sacar a Ntra. Sra. de Guía en procesión, momento en que los hermanos dan una descarga. La procesión, en la que participan hermanos y devotos de la Virgen, hace su recorrido procesional y, al llegar a la plaza, al igual que cuando sale, la hermandad colocada en círculo recibe a la Virgen con una descarga. Luego, el tambor comienza a tocar y el alférez revolotea la bandera. Seguidamente se celebra la misa en honor a Ntra. Sra. de Guía y, a continuación, la imagen se traslada a la ermita del Santo Cristo. En este trayecto, como es costumbre, los hermanos, ataviados de levita, pantalón y sombrero negros, van disparando salvas en honor a la Virgen. Una vez concluida la función religiosa se pasa a la comida de hermandad, donde el secretario nombra los cargos entrantes.

Leer más...

CORPUS CHRISTI

La solemnidad del Corpus Christi se celebra el domingo posterior al jueves del Corpus. Las calles por las que...

Leer más...

EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. LOS CORAZONES DE DOS TORRES

La fiesta del Sagrado Corazón de Jesús se celebra el viernes que sigue al Corpus. Aunque ya se celebraba en las últimas décadas del siglo XIX, es en la década de 1950 cuando se empieza a celebrar la fiesta tal y como la conocemos en el día de hoy. A mediados de esta década, se comenzó a vestir los Corazones. Vestir o engalanar el Corazón de Jesús consiste en ponerlo en un altar y adornar su entorno con preciosas flores y otros sugerentes objetos ornamentales, que crean una hermosa y mágica armonía de luz y color, de aromas y texturas, donde las vecinas y vecinos emplean sus mejores galas, para realzar la devoción de quienes los acogen y de quienes los visitan. Los altares suelen engalanarse en el interior de algunas casas del pueblo, más concretamente, en las habitaciones del primer cuerpo de la vivienda, que poseen una ventana en la fachada principal de la misma, a través de la cual, se puede observar la imagen y su aderezado y embellecido entorno. No obstante, hay quien los adorna y acicala en la propia calle. El viernes por la noche, es habitual que las vecinas y vecinos de Dos Torres salgan de paseo y practiquen la arraigada costumbre de visitar los Corazones engalanados, tanto en las casas como en las calles, contemplando con verdadera admiración, el amor y cariño que sus convecinos depositaron en la realización de sus obras.

Leer más...

FERIA Y FIESTAS DE SAN ROQUE

Las sueltas de vaquillas todos los días de feria y las diferentes actuaciones musicales, atractivos de las fiestas Del 15 al 19 de agosto (del 12 al 17 de agosto este 2016) se celebra en Dos Torres la Feria y Fiestas en honor a San Roque y, entre lo más llamativo de la misma, se encuentran las alfombras que los jóvenes elaboran en honor a San Roque y que llenan de luz y color la procesión del patrón, así como los acontecimientos taurinos que se pueden presenciar a lo largo de la fiesta. Cabe resaltar, sin embargo, los ancestrales y tradicionales encierros de reses bravas por las típicas calles del pueblo, que tienen lugar del 15 al 19 (del 12 al 17 de agosto este 2016), donde los jóvenes de esta localidad taurina las corren y hacen quiebros y recortes con una facilidad asombrosa y estoica, como en ningún otro sitio de la comarca...

Leer más...

VOTO DE SAN ROQUE

A mediados del siglo XVII una grave y contagiosa enfermedad, la peste, crecía y se extendía por doquier. El día 26 de junio de 1650 se congregaron el la iglesia de Santa María (actual parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción), el Clero, Cabildo, Justicia, Regimiento y numerosos vecinos de la antigua villa de Torremilano para, en presencia de Jesús Sacramentado, elegir a San Roque como patrono perpetuo de la villa, en acción de gracias por haberles librado de la peste mediante su intersección y para que mediara por los entonces habitantes de Torremilano y por los que en adelante lo fueran, pues hacía ya muchos años que los vecinos de Torremilano, temerosos del mal de la peste, dedicaron imagen, ermita y cofradía a San Roque, “con que no hay memoria de que se haya padecido en esta villa el dicho mal”. Y prometieron honrar y guardar el día y fiesta de San Roque todos los años, ellos y sus sucesores, así como celebrar dicha fiesta “con público regocijo para mayor memoria y recordación de este voto; y para ello, cada vecino pagará veinte y cuatro maravedíes cada año al obrero y mayordomo del dicho santo”. Como la cofradía de San Roque, por tradición antigua, el 16 de agosto le decía vísperas, maitines y misa en su ermita y, para mantener dicha costumbre y devoción, resolvieron celebrar la fiesta con vísperas y misa solemne en la iglesia de Santa María, en la que estaban reunidos, a la que llevarían en procesión la imagen del santo, después de la función religiosa de la cofradía. Ésta de 1650 fue la primera ocasión en que los vecinos de Torremilano celebraron la festividad del patrono de la villa.

Leer más...

LA FIESTA DE TOROS EN LA FERIA

Antiguamente, el día de la Virgen de Agosto, después de la misa en honor a Ntra. Sra. de la Asunción, a eso del mediodía, tenía lugar la puja de los andamios en el Ayuntamiento. El concejal de Festejos era quien solía iniciar la referida puja, comenzando por el carro nº 1 de la sombra. A continuación se pujaba el nº 1 del sol y, así, sucesivamente, iban alternando los carros de la sombra y del sol hasta completar o cerrar la plaza con cincuenta y dos carros numerados.

Leer más...

SAN BARTOLOMÉ

Al anochecer, entre los toques, tiene lugar la procesión en la que la imagen del santo recorre las mismas calles que en la antigüedad, finalizando el itinerario en la ermita para, a continuación, oficiar la misa en su honor. Desde tiempo inmemorial, los donativos en especie obtenidos por las mandas, posteriormente, eran subastados durante la velá por la propia familia de la camarera que estaba al cuidado de la ermita e imagen. El párroco era quien recogía el dinero recaudado cuyo destino era el sostenimiento del culto y adecentamiento de la ermita. Cuando con el transcurrir de los años la economía del vecindario fue recuperándose, las limosnas se comenzaron a dar en efectivo y su finalidad seguía siendo el sostenimiento del culto.

Leer más...