La Candelaria

La Candelaria

  • Candelaria

LA FIESTA DE LA CANDELARIA DE DOS TORRES.

Una fiesta asentada en la tradición y el folclore popular que se ha posicionado como un referente turístico en el norte de la provincia de Córdoba, en la que Dos Torres muestra su historia, patrimonio artístico y cultural, artesanía, gastronomía y tradición

El fin de semana más próximo al 2 de febrero se celebra en Dos Torres la fiesta de La Candelaria, una celebración con gran tradición y arraigo en la localidad y en el conjunto de la comarca de Los Pedroches, con varios componentes que confluyen y se dan cita en su celebración: festivo, religioso y popular.

Antecedentes de la Fiesta de la Candelaria en Dos Torres y su vínculo con la celebración de San Blas:

El 15 de enero de 1922 se celebró junta general ordinaria de la Hermandad de San Blas y, en el acta de la misma, se habla por primera vez del candelorio que se hacía en la plaza. El secretario de la hermandad, Roque Serrano López, escribía en el acta del día “También se acordó encargar unas cargas de tomillo y formar una candela en la plaza pública, en la víspera del día del santo en la noche, limitándose al costo de 10 pesetas”.

En el candelorio se quemaban cosas viejas, ramas de olivo, retama, támaras y se prendía fuego con las cargas de tomillo. Los componentes de la hermandad de San Blas, eran los encargados de organizar el candelorio que se hacía en la plaza en la víspera del santo que, obviamente, coincidía con la festividad de la Candelaria. Esta antigua tradición del candelorio de la hermandad de San Blas paso a ser organizada en la década de los años sesenta por el propio Ayuntamiento en la Plaza de la Villa el 2 de  febrero, y en la actualidad se celebra durante el fin de semana más próximo al 2 de febrero como una fiesta de fin de semana, habiéndose convertido en la última década en una fiesta con gran repercusión turística, un acontecimiento basado en la tradición y el folclore popular, sin perder la identidad y el sentido de ser de la celebración, atrayendo cada año a un mayor número de lugareños y visitantes.

Asimismo, antiguamente en Dos Torres, llegado el 2 de febrero, los muchachos tenían por costumbre hacer pequeños candelorios por las plazuelas y calles del pueblo saltando, posteriormente, sobre las brasas de los mismos. En la plaza mayor, era la hermandad de San Blas la encargada de hacer el gran candelorio en el que participaba la mayoría de los vecinos del municipio. Hombres y mujeres se situaban en su contorno y solían bailar las típicas jotas serranas, mientras los niños correteaban a su alrededor.

El gran candelorio, no sólo sirve para mitigar el frío, sino también para iluminar con un color especial la singular plaza de la Villa, convirtiéndose en una de las fiestas más populares y esperadas de Dos Torres. Y para dar mayor esplendor a la fiesta, como viene siendo habitual desde 1998, los soportales de la plaza albergan la exposición de los platos tradicionales de la Muestra Gastronómica Local.

A los asistentes a la fiesta se les ofrecía panceta y sardinas asadas en las brasas del candelorio, así como vino de pitarra. A continuación, llegaba la degustación de los platos expuestos en la muestra gastronómica. Grupos de hombres y mujeres bailaban y jugaban al corro alrededor del fuego evocando tiempos pretéritos, dejándose llevar por el hechizo del fuego en una noche muy especial, que hoy día se ha convertido en una fiesta con arraigo y consolidada en el panorama turístico.

La candela es la protagonista de la fiesta, en Dos Torres ésta es gigantesca y representa simbólicamente la purificación, la limpieza y la expulsión de los malos espíritus, quemando lo viejo y dando paso a lo nuevo.

Se trata de una de las fiestas populares más significativa y con mayor raigambre de las que tienen lugar en Los Pedroches. Una fiesta que se organiza desde el Ayuntamiento con la implicación y participación de la ciudadanía, asociaciones y colectivos del municipio en las diferentes actividades que tienen lugar, siendo una celebración del pueblo, con el pueblo y por el pueblo.

Damas y caballeros

Mozas y mozuelos

Acérquense con tiento

a escuchar mí parlamento.

 

Y ya que están reunidos

A juzgar por lo que noto

Comenzaré este romance

Sin demora ni alboroto…

 

Al sur de España existen

Muchas joyas en su tierra

Y entre ellas los Pedroches

Quizás sea la más bella.

 

De las villas que conforman

Tal comarca singular

Hay dos perlas más brillantes

Que del resto del collar.

 

Torremilano y Torrefranca

Son los sitios a nombrar,

Y si alguien lo desmiente

Por envidia lo será.

 

A Torremilano de obligado

Atraídos por festejos

A la Candelaria han llegado

Paisanos y forasteros.

 

Y una  plaza abarrotada

Espera con risas y bailes

Que la leña amontonada

Queme todos sus desaires.

 

En los pórticos con brillo

Sobre pétreas columnas

Y arcos escarzanos en ladrillo

Gentes de toda clase de alcurnia

Buscan solaz y abrigo.

 

A las plazas castellanas

Se le puede comparar

Bella plaza, colosal

Y edificios la franquean

Como la cárcel real.

 

En su balconada presiden

Notables de calidad,

Hijosdalgo que residen,

Torremilano es su hogar,

Como Usías los conocen

Los paisanos del lugar.

(Fragmento de uno de los guiones de la visita teatralizada de “La Candelaria” – juglar)

 

Con el ánimo de recuperar, conservar y poner en valor nuestras tradiciones, desde 2003 el Ayuntamiento le dio un mayor realce a esta peculiar fiesta, impulsándola y potenciándola como la principal celebración festiva desde 2006 con el propósito de articular este importante activo del patrimonio cultural como un evento turístico – cultural asentado en la tradición y el folclore popular, alcanzando desde entonces un gran esplendor, tanto en participación ciudadana como en afluencia de público. Un acontecimiento ya consolidado que va creciendo año tras año hasta le fecha, como una fiesta tradicional de referencia en el territorio.

Con motivo de esta celebración, la Plaza de la Villa y la Plaza de Torrefranca y sus entornos se ambientan de época para dar cabida a actividades como el Mercado Franco, con exposición y venta de productos artesanales del territorio, la visita teatralizada por el Conjunto Histórico, la muestra  y ruta gastronómica, la interpretación y el  baile de jotas, música popular en directo, exhibiciones de cetrería, demostraciones artesanales, juegos populares y degustaciones de productos típicos, … todo ello en torno a la gran e imponente candela, protagonista de la fiesta.

Durante el transcurso del evento también se desarrollan actividades complementarias de animación para el disfrute de los visitantes.

Además, durante la celebración de “La Candelaria” tiene lugar la Ruta Gastronómica de La Candelaria (manjares típicos a precios medievales) con objeto de potenciar la excelencia gastronomía propia de la comarca de Los Pedroches a través de los establecimientos de hostelería del municipio, enriqueciendo la fiesta con este aliciente.

El Mercado Franco supone un valor añadido para la Fiesta de la Candelaria, una actividad consolidada que enriquece más si cabe el contexto de la fiesta, pues supone una pequeña feria de muestras con exposición y venta de productos artesanales de la tierra y sirve al mismo tiempo de escaparate y proyección para el empresariado y los artesanos del municipio y la comarca, en el marco de un evento de interés turístico que potencia también la participación del tejido asociativo, ONGs y de pequeñas y medianas empresas para la activación de la economía local y la recaudación de fondos para fines solidarios.

Por su parte, la visita teatralizada constituye otro de los complementos más importantes que enriquecen “La Candelaria” de Dos Torres, una actividad que pretende fomentar el conocimiento y la difusión del patrimonio cultural del municipio a través del teatro, concienciando a la población local y visitantes en el conocimiento y difusión del patrimonio cultural de Dos Torres,  de una manera lúdica y entretenida, a la vez que didáctica y enriquecedora. Se trata pues de un itinerario turístico-cultural animado poractores que encarnan a personajes que protagonizaron la historia de las villas  de Torremilano y Torrefranca, ayudándonos a descubrir e interpretar de manera amena y entretenida el hecho histórico y los rasgos patrimoniales más destacados de los diferentes lugares y monumentos del recorrido en cada ocasión.

En los últimos años, la fiesta ha crecido también en programación, con representaciones teatrales, recreaciones históricas, exhibiciones de cetrería, degustaciones de productos típicos, proyección de videomapping 3D, actividades de animación, pasacalles, exposiciones de ganado vacuno frisón, utensilios y demostraciones de ordeño a mano, actuaciones de música folk de la tierra, con interpretación por parte de grupos musicales de la comarca, baile de jotas, juegos tradicionales,… Todo ello en torno a la gran candela, en una fiesta basada en la tradición, y que pretende mostrar y poner en valor la historia, el patrimonio artístico, el folclore y la gastronomía de Dos Torres y por ende, de la comarca de Los Pedroches.

La Fiesta de “La Candelaria” de Dos Torres es una singular y arraigada celebración en la que se muestran los principales valores que atesora esta preciosa localidad de Los Pedroches: historia, hospitalidad, patrimonio cultural, tradiciones, gastronomía, folclore y diversión, y que cada año congrega a infinidad de paisanos y multitud de turistas y visitantes llegados desde diferentes puntos de la geografía española.

Fiestas

Atrás